Existen varias razones y factores para realizarse una cirugía de reducción de senos, que pueden ir desde lo estético hasta por cuestiones de salud. 

De acuerdo con la Asociación Internacional de Cirugía Plástica, la segunda intervención más solicitada es la mamoplastia y sin bien por lógica podríamos deducir que la mayoría de las mujeres que quieren esta cirugía desean un aumento de talla, también existe la contraparte, una reducción de talla que pueda hacerles la vida más fácil.

¿Qué es la reducción de glándulas mamarias?

La cirugía de reducción de mamas, también conocida como “mamoplastia de reducción”, es una práctica que se utiliza para eliminar el exceso de tejido, grasa y piel de los senos. Esta práctica por lo regular se realiza para personas con senos de mucho volumen y así reducir la incomodidad o buscar un tamaño de senos que vaya en proporción a su cuerpo.

Principales casos para la reducción de mamas 

Muchas de las mujeres que deciden realizar esta cirugía, llevan años sufriendo molestias debidas al tamaño de su pecho, pero por diferentes razones han pospuesto la cirugía, en ocasiones los malestares físicos son los determinantes para la realización de esta práctica. 

Estas son unas de las principales razones por las cuales se practican la cirugía de reducción de senos:

Pechos asimétricos

Si bien, tener pechos asimétricos es algo natural existen casos en los cuales es necesario realizar una cirugía para equilibrar el cuerpo.

Dolor crónico muscular

Tener senos grandes es sinónimo de malestar en la espalda, pero cuando este dolor comienza a ser crónico es momento de ver otras opciones.

Irritación debajo de los pechos

Cuando se detecta una irritación o erupción cutánea crónica debajo de los pechos.

Comodidad para la paciente

Existen artistas y deportistas que se han realizado esta práctica para sentirse más cómodas al realizar sus actividades diarias. 

Beneficios de una mamoplastia de reducción

Entre los grandes beneficios físicos que hay después de la realización de la cirugía se encuentran:

  •  Reducción de dolor muscular
  •  Mayor firmeza de los senos
  • Mejora la respiración de la paciente
  •  Acomodo de la areola y el pezón cuando se tienen pechos caídos.

Además, la cirugía de reducción de senos trae beneficios a nivel psicológico como, por ejemplo:

  • Disminución de la atención no deseada
  • Eliminación de condicionar el uso de determinada ropa
  • Comodidad para realizar sus actividades
  • Eleva su autoestima

¿En dónde puedo realizarme una cirugía de reducción de senos?

En Guadalajara puedes acudir a NEOS cirugía plástica, donde además de contar con la mejor asesoría y prestigio del Dr. César Darío del Toro, también te agendamos una cita de valoración para determinar si eres candidata a la cirugía para reducir tus senos y así eliminar todos tus malestares. 


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *