Aunque su nombre puede sonar como algo complicado y poco común, esta cirugía se ha hecho famosa por los resultados que puede lograr para aquellos pacientes que se someten a ella. Aquí te contamos más:

Más sobre la cirugía de luxación de costilla 

También conocida como remodelación costal, la cirugía de luxación de costillas es para aquellas personas que desean tener una cintura esbelta y estrecha y que, a pesar de realizar diferentes ejercicios, estos parecen no tener resultado. Ya que el factor determinante para lograrlo es la genética. Por esta razón, ni la alimentación ni las horas en el gimnasio tendrán impacto en la silueta.  

Si te identificas con esta situación y estás cansada de no ver resultados, entonces la luxación de costillas puede ser tu opción. Este procedimiento se encarga de remover las costillas flotantes con la finalidad de lograr una cintura más pronunciada.

Conoce si eres candidata o candidato a una cirugía de luxación de costilla
¿Cómo se realiza una cirugía de luxación de costilla?

¿Cómo se realiza?

Esta cirugía consiste en la extracción de las costillas flotantes de la caja torácica. Dichas costillas son el último par que se encuentran en el tórax y a diferencia del resto, no están ancladas al esternón. Debido a lo invasivo que es este procedimiento, este debe realizarse con anestesia general y viene acompañado de una larga recuperación. 

Como te mencionamos anteriormente, esta cirugía es para aquellas pacientes que sienten que a pesar de sus esfuerzos (con dieta y ejercicio no logran obtener los resultados que buscan). También es una opción para aquellas que se caracterizan por tener un tronco corto y/o para quienes tienen las costillas bajas o salidas. De todas formas, durante la consulta de valoración el cirujano plástico podrá definir sí basta con extraer un par de costillas o ambos.

Dependiendo de la forma de tu tórax es cómo será la cirugía. Si se trata de uno que no tiene una forma muy definida, será necesario realizar un corte en la parte lateral del tórax. El tamaño del corte será proporcional a la remodelación costal que se realice. 

¿Soy candidata a esta cirugía?

Es importante que antes de elegir esta opción se hable con honestidad con el cirujano respecto a las expectativas que se tienen para que este emita su opinión profesional sobre los posibles resultados de la intervención. 

Adicionalmente, la luxación de costillas se puede combinar con otros procedimientos estéticos para moldear la figura como utilizar implantes en alguna zona del cuerpo. 

¿Cuáles son los cuidados post operatorios de la luxación de costillas?

Durante las primeras dos o tres semanas la zona se encontrará muy sensible, por lo que se deberás evitar el contacto físico. De forma natural aparecerán hematomas, pero, con el paso de los días desaparecerán. También, es de esperarse que se presenten dolor y cansancio general. Pero estos dos puedes tratarlos con medicación. 

Al paso de las semanas de recuperación, regresarás a sentirte igual que antes de la cirugía. A partir de las dos semanas podrás regresar a tu vida normal, mientras que para regresar a tu día a día como antes deberás dejar pasar como mínimo tres semanas. Finalmente, si eres deportista, tendrás que esperar más tiempo. 

¿Cuáles son los beneficios de una luxación de costillas?

Lo más obvio es que una vez que se han extraído las costillas flotantes, la cintura se vuelve más pronunciada y reducida. Esto a su vez puede tener un impacto positivo en la imagen y autoestima de la paciente. 

¿Dónde hacerme una cirugía de luxación de costillas?

Ahora que has leído sobre esta cirugía y lo que puede hacer por ti, ¿ya estás listo para agendar tu consulta de valoración con el Dr. Darío del Toro de la Clínica NEOS Cirugía Plástica? Puedes apartar tu espacio llamando o enviando mensaje al (+52) 33 3391 4176 o enviar un correo a atencion@neoscirugiaplastica.com 

No te vayas sin leer: ¿Qué es y qué implica una braquioplastia?

Categorías: Cirugías Plásticas